Fitch Ratings: Banca peruana tiene buen nivel de capitalización para afrontar crisis

Gremio de Cámara de Comercio de Lima pidió al gobierno no demorar más la aprobación de los protocolos sanitarios y de bioseguridad
27 mayo, 2020
El Gobierno destinará más S/ 120,000 millones para reactivar economía
28 mayo, 2020

El director sénior de Fitch Ratings para instituciones financieras en América Latina, Andrés Márquez, explicó para el diario El Peruano, que la banca peruana presentó un buen nivel de capitalización y provisiones para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Las preguntas que engloban esta entrevista en exclusiva fueron sobre la coyuntura económica del país y su relación con las entidades bancarias.

La primera pregunta indica las fortalezas de la banca peruana en  la etapa de la pandemia a lo que la respuesta fue que en su opinión “los bancos peruanos contaban con una ventaja respecto a sus pares de la región –como las entidades colombianas– por su buena capitalización y calidad de cartera. Además, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) toma en cuenta algunos de los puntos del Acuerdo de Basilea III, como los denominados colchones de capital (buffers) y también hace seguimientos muy cercanos al capital de las entidades financieras”. 

Otro aspecto que Márquez consideró es que, “si bien la economía peruana será afectada, muestra menores niveles de endeudamiento, reservas internacionales más altas, el tipo de cambio no estuvo tan volátil como en otros países. Estos factores también ayudan a que no se observan tantas variaciones”. 

Con respecto a las personas que dejaron de pagar sus créditos, como los de consumo, por la crisis sanitaria,  se le preguntó si la banca peruana puede resistir una mayor morosidad, a lo que resaltó que se podía manejar bajo un refinanciamiento.

“Entre las medidas tomadas por los reguladores en el Perú y en toda América Latina podemos mencionar la ayuda a los sectores económicos con períodos de refinanciamiento, pero aún no está claro cuánto podría ser la mora real, eso se verá en los libros de los bancos dentro de tres o cuatro meses, cuando termine el período de refinanciamiento o de gracia, y es ahí que se empieza a conocer cuántos deudores verdaderamente tienen problemas. Ahora bien, no podemos dejar de tomar en cuenta que sí se producirá un impacto en ciertas carteras, sobre todo en las que no tienen un colateral (garantía) como las de consumo o tarjetas de crédito”.

También sumó a su declaración que los bancos en el país parten de un bajo nivel de mora y buen nivel de provisiones; adicionalmente, las entidades financieras fueron son proactivas en hacer provisiones para enfrentar esta situación, lo que debería dar  tranquilidad. 

“Los bancos más grandes están bien diversificados en cuanto a la cartera comercial y de consumo, lo que ayuda a solventar cualquier problema que pudieran tener con ese portafolio”.

Otro tema que trataron fue sobre el programa  Reactiva Perú que se brinda mediante el sistema financiero a lo que respondió que si era  positivo porque así se asegura –de alguna forma– que las empresas sigan funcionando, que tengan capital de trabajo, que paguen sus nóminas y que la cadena se mueva. Ayuda a que continúen pagando sus obligaciones. 

“Nos parece que los recursos destinados son significativos. De hecho, se habla que este monto de ayuda en el Perú, como porcentaje del producto bruto interno (PBI), es uno de los más altos de la región. El Perú incrementó recientemente de 12 a 17 puntos del PBI su programa económico para hacer frente a la pandemia. Esto demuestra un compromiso del Gobierno para ayudar a soportar el impacto que puede tener la crisis en los distintos sectores productivos”. 

Con respecto a la fase 2 del plan de reactivación que apunta a que el 85% de la economía peruana vuelva a operar, el resaltó que eso es algo relativo a corto plazo.

“Hasta ahora no sabemos qué tan profunda llegue a ser la crisis o si se alargará más. Si la economía operara al 85% en un relativo corto plazo, claramente ayudará a que todos los engranajes productivos se muevan lo antes posible y se frene un poco el deterioro en la cartera, empleo o cualquier problema potencial que pueda haber. Es importante que esa expectativa que se tiene es positiva”.

El director sénior de Fitch Ratings se refirió a cómo se observa las medidas del Banco Central de Reserva y acotó que “por más que se abra la economía, si las empresas, comercios y las personas buscan capital de trabajo, sería muy grave que los bancos no tuvieran cómo ayudarlos. Por ello, vemos positivas todas las medidas que se han tomado porque ayudan a soportar los embates ante salidas de cartera, con más liquidez y nos da la tranquilidad de que el sistema financiero esté listo en el momento que se le requiera”. 

En el marco de acceso a fondeo exterior en mejores condiciones, Márquez se refirió que los bancos peruanos tienen una menor expectativa de riesgo comparados con otros de la región; por lo tanto, podrían acceder en mejores condiciones a las líneas de financiamiento del exterior en caso lo requiera. 

“Esto ayuda a que potencialmente pueda ser más fácil su acceso a los mercados y a menores costos; sin duda, todo depende de la expectativa de riesgo”, afirmó.

Asimismo, refirió que Fitch Ratings actualizó su evaluación a los principales bancos del país.

“Respecto a la calificación de los bancos, se hizo una revisión el pasado mes; y lo que hicimos prácticamente para todas las entidades es un cambio de la perspectiva estable a negativa, no porque veamos en este momento una afectación real, sino porque estamos a la expectativa de qué tan profunda y larga será la crisis y cómo la manejan los bancos para salir de ella”, precisó.

 

Grupo Castañeda
Grupo Castañeda
Somos un outsourcing especializado cuya ideología es conducir a nuestros clientes en sus negocios, siendo para ellos sus socios estratégicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *